jueves, 29 de noviembre de 2012

Por qué es seguro el Home Banking

Los que acostumbramos a usar el home banking para todo tipo de operaciones, lo hacemos con total confianza. Hay razones para estar tranquilos y quiero explicarlas de la forma más sencilla y menos técnica posible.

Las transacciones que se realizan a través del sitio web de un banco, no se ejecutan como normalmente lo hacemos cuando entramos a una página cualquiera de internet. Por la sensibilidad que implican los datos intercambiados, estas operaciones se hacen por un canal seguro. Es decir, todo el intercambio está encriptado, haciendo imposible que esa información llegue a ninguna otra parte.

La tecnología que nos permite estar tranquilos mientras operamos, es la certificación digital. Esto es lo que hace que, si todo está bien, la barra de direcciones de nuestro navegador luzca con un tono verde, con la sigla HTTPS y acompañada de un candado. Todo ésto nos confirma que estamos en presencia de un canal seguro.

En este caso particular la tecnología adopta un nombre propio y se denomina Certificado SSL. SSL son las siglas de Secure Sockets Layer, en castellano Canal Seguro de Comunicación, que es un estándar de seguridad a nivel mundial desarrollada por Netscape en 1994 y que trabaja con la encripción de datos. Crea un canal encriptado entre un servidor web y un browser asegurando que todos los datos que se crucen entre ambos se mantengan íntegros y confidenciales.

Como trabaja un certificado SSL

Cuando un browser se conecta a un sitio seguro recupera el Certificado SSL y chequea que no esté vencido, si fue emitido por una Autoridad Certificante confiable y que esté siendo utilizado por el sitio para el que fue emitido. Si alguna de estas verificaciones falla, el browser muestra un aviso de advertencia al usuario final. Sólo los certificados emitidos por Autoridades Certificantes de Alta Seguridad como por ejemplo VeriSign o Thawte, realmente muestran los detalles del mismo y sería fundamental que nosotros como clientes aprendamos a controlar.

Finalmente, la tecnología nos da las herramientas para sentirnos seguros a la hora de operar en un Home Banking, pero es nuestra responsabilidad respetar todas las recomendaciones que los expertos en seguridad nos dan a menudo. Entre las más importantes, mantener las contraseñas protegidas, en lo posible evitar operar desde un cyber y jamás entrar al Home Banking desde un link extraño o que venga inserto en un Email.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog